1. Depuración y represión en el Hospital Provincial
 

Los avatares del conflicto y la represión llegan muy pronto al Hospital Provincial de Ourense, situado en la zona del barrio de As Lagoas, en los edificios que hoy forman parte del Campus de Ourense de la Universidade de Vigo. Allí varios trabajadores y médicos son suspendidos de empleo y sueldo, pues a juicio de los golpistas se había

 

“producido una actuación revolucionaria que invadió todos los organismos oficiales para subvertir el orden social mediante una actuación desde arriba por la que, en breve espacio de tiempo, se hubiera implantado de hecho un estado soviético o un régimen libertario”(Comisión Gestora de la Diputación Provincial, 1-9-1936) (A.H.P. Ourense).
“El estado anárquico en el que se encontraba el personal del Hospital Provincial al ser declarado el estado de guerra en esta plaza, en 20 de Julio último, decidió a la Comisión gestora abrir una información para depurar responsabilidades, suspendiendo ipso facto de empleo y sueldo a Feliciano Testa y a M anuel Pérez ... .... El portero F eliciano Testa era significado comunista, según todas las probabilidades jefe de la célula del Hospital, teniendo la policía la evidencia de que protegió la ocultación en el Hospital del agitador comunista Benigno Alvarez [1]...... Que el mecánico M anuel Pérez e ra izquierdista, del grupo socialista que sigue las inspiraciones de Largo Caballero y que invitó al personal subalterno del Hospital a ingresar en una organización de resistencia filial de la Casa del Pueblo....” (Comisión gestora de la Diputación Provincial, 25-9-1936) (A.H.P. Ourense).

En los documentos consultados de la Comisión Gestora de la Diputación Provincial , controlada por los militares, puede apreciarse la importante “depuración” llevada a cabo en el Hospital Provincial. En estos informes se dictamina el cese de un número considerable de trabajadores (médicos, enfermeros, portero, lavanderas,...) del Hospital Provincial en ese verano del 36 y meses siguientes . No se ha conseguido averiguar si aparte del cese, se impuso en algunos de los casos penas mayores (pena de muerte, cárcel, etc...). No es nada descabellado pensar que dadas las acusaciones vertidas en los expedientes, la represión aplicada fuera más allá de los expedientes de depuración.

A continuación se expone una con los datos encontrados en la documentación manejada. [2]

Es interesante destacar la gran cantidad de comentarios y afirmaciones que figuran en los diferentes expedientes sobre los que se van a argumentar dichos ceses, ya que dejan entrever de forma tendenciosa y “lombrosiana”, conexiones entre la militancia “extremista” (socialista, comunista...) y conductas antisociales (robo, maltrato a los enfermos , promiscuidad sexual...), epilepsias, simulaciones, borracheras...

No debe extrañarnos , ya que es un antecedente embrionario y local de lo que será perfilado y justificado “científicamente” por los Servicios Psiquiátricos Militares del ejército franquista . Dirigidos por el general médico Antonio Vallejo Nágera , se realizaron una serie de estudios psicológicos y antropológicos en una muestra de prisioneros de las Brigadas Internacionales y de mujeres “rojas” en los años de la Guerra Civil . Trataban de describir las “características psicobiológicas del fanatismo marxista ”.

 

“Todo delito español, cualquiera que sea su carácter corresponde a una complexión roja y marxista del agente comisor” (Arriba, 4-8-1939).

Todos estos conceptos y postulados serán utilizados ampliamente en las campañas de propaganda y en los tribunales de represión y depuración hasta bien entrada la posguerra.


[1] Benigno Alvarez (1900-1937).Veterinario de Maceda, y líder del comunismo ourensano que se articula en la II República. Su familia sufrió terribles represalias tras el golpe del 18 de Julio. El PCE ourensano del momento tenía una importante actividad en la Casa del Pueblo, sindicatos de Carpinteros o Federaciónes Campesinas. Ver SIMON LORDA (2002).

[2] Fondo Beneficencia, Comisión gestora de la Diputación Provincial, 1936 , AHP. O u rense.