CARBALLIÑO DIXITAL OURENSE DIXITAL
 
 

Deputación y AEVA reponen, un año más, el proyecto AEVA EmpregaTE en la comarca de Valdeorras

En la reunión, Manuel Baltar ratificó la apertura de la sede administrativa de la Diputación en Valdeorras durante el año en curso

 
 
Araceli Fernández | Manuel Baltar
30 de Enero de 2020: OURENSE DIXITAL

La Deputación de Ourense seguirá colaborando este año con la AEVA, la Asociación de Empresario de Valdeorras, tras una reunión que mantuvieron este jueves ambos presidentes, Manuel Baltar y Araceli Fernández, respectivamente, en el Pazo Provincial. La reunión ha servido para refrendar la continuidad del proyecto AEVA EmpregaTE, iniciativa que desarrolla la AEVA con el objetivo de "mejorar las posibilidades laborales de las personas desempleadas, favorecer la formación y procurar nuevos ámbitos laborales en la comarca valdeorresa", según indica la Deputación ourensana.

En el curso de la reunión, Baltar Blanco refrendó a las representantes del tejido empresarial valdeorrés el propósito de la institución provincial de abrir este año la sede administrativa en Valdeorras con sede en A Rúa, concretamente. Entiende el presidente de la Deputación de Ourense que dicha sede puede favorecer tanto a la ciudadanía en general como las iniciativas empresariales que surjan y prosperen en esta comarca. En el caso del AEVA EmpregaTE, el proyecto contempla la intermediación laboral para un total de 300 empresas que pueden participar en el mismo, así como procesos de selección de personal y prospección de ofertas de empleo.

 
   Imprimir Página
 
 © Copyright OURENSE DIXITAL
 
     
     
 
     
 
 
     
     
 

Actualizado a 1 de Enero de 2020

 → 2019 cerró con 20 de los 92 sin haber  aprobado Presupuestos de 2019, y el de la  capital como un pésimo ejemplo
 → 27 concellos ingresan más de la mitad de
 lo que presupuestan en impuestos, tasas y  precios públicos
 → 8 concellos gastan más de la mitad de lo  que presupuestan en pagar nóminas a  trabajadores y políticos
 → 4 de los concellos más despoblados tienen  los vecinos más ricos o, cuando menos, los  que tocan a más