De la autofagia a los parecidos peligrosos

 
 
 
 
 
Del 7 al 13 de Marzo de 2016
 

Autofagia. Está visto que lo de corregir tendencias de gestión no entra en los planes de algunos regidores municipales de esta provincia, por más que en su día se les intentó sujetar a planes de ajuste. Concellos como Xinzo de Limia y Ribadavia siguen siendo ejemplos de autofagia municipal: una especie de nutrición a costa de los órganos menos útiles como forma de supervivencia. Pero ¿es la inversión en bienes corrientes para el gobernado un órgano menos útil? Visto lo visto parece que si. El Concello de Xinzo de Limia se gastará en sí mismo este año, luego se comerá, más del 92% de su presupuesto. El de Ribadavia, gobernado por un socialista en vez de por un popular, marcha por el mismo camino: 77 euros de cada 100 son para el aparato municipal. El de Xinzo sólo destinará este año 50 céntimos de euro, medio euro, de cada 100 a inversiones. Puede que a los que tienen la suerte de cobrar nóminas de los concellos de Xinzo y Ribadavia esto no les parezca tan mal, pero tampoco se lo podrá parecer que cualquier ciudadano que paga sus impuestos se pregunte para qué coño sirve su concello y si no es más que el tinglado de unos pocos afortunados. Así de claro. Ahora que se cuestiona tanto la validez de las diputaciones no estaría de más plantearse para qué sirven este tipo de concellos, cuidado.

El martes, 15, este martes, es el día D marcado por Pérez Jácome para someter a consulta al resto de los grupos oposición. Pero ya no será lo que era cuando el de Democracia Ourensana anunció la consulta. Porque ahora Jácome habla de dialogo "sin compromiso alguno" ante "negligencias e inacciones del alcalde" para "medidas que se pueden activar como oposición". El discurso ha cambiado de forma considerable, esto suena más congruente. Y, sobre todo, sin adolecer de la ansiedad ante la posibilidad de convertirse en alcalde de esta ciudad que persigue a Pérez Jácome desde el primer día de este mandato, y que tanto rechazo le produce a los otros grupos. Si Jácome consigue controlar esa ansiedad y es paciente, las opciones de la oposición aumentarán tanto como el producto de sumar todo lo que Jácome no destruya con lo que Vázquez no haga, que no es poco en cualquiera de los casos y ambos. Queda tiempo y sobran obstáculos difíciles de superar. Y el alcalde lo sabe.

A saia da Carolina. A la denuncia de DO de que el súper concelleiro Pepe Araújo colocó a su sobrino político en la empresa de la Limpieza de esta ciudad, primero el alcalde y luego el propio súper han respondido a Pérez Jácome que Ecourense es una empresa privada y que es muy libre de contratar como considere oportuno, que para eso tienen sus procesos de contratación. El concelleiro Araújo añadió, además, que "eu non estou pendente da situación laboral dos parentes dos meus parentes", por si quedaba alguna duda. Ambos parecen saber (y reservarse) que, por muchas sospechas que pueda infundir la contratación del sobrino, éstas sólo son ventajas de los servicios concesionados. Dicho de otro, de la privatización de los servicios municipales. Como casi todo está inventado, para todo lo demás vale la canción: A saia da Carolina ten un lagarto pintado / cando a Carolina baila, o lagarto dalle ao rabo. Donde, obviamente, Carolina es igual a Pepiño de Palmés.

Parecidos peligrosos los que ha abierto el alcalde de esta ciudad con su predecesor, la actual etapa con la anterior. Esta semana Jesús Vázquez volvió a venir de Madrid con un compromiso del Ministerio de Cultura de que que las obras de la Biblioteca se recepcionarán de inmediato para luego cederlas a la Xunta. Y que en las próximas semanas se reanudarán las del Arquivo Provincial. El 3 de septiembre de 2007 volvía de Madrid el entonces alcalde de esta ciudad, el socialista Francisco Rodríguez, con el "compromiso inequívoco" del entonces ministro de Cultura, César Antonio Molina, de que las obras se retomarían y los proyectos se concluirán "de xeito inmediato". Pues ya está, todo dicho.
Estando el PP como principal grupo oposición en este Concello y encargado Rosendo Fernández de dirigirse siempre a Agustín Fernández como ahora lo hace Pérez Jácome a Jesús Vázquez, como "alcalde reprobado", decía saber el popular que con poco dinero y unas semanitas ventilaban ellos, el PP, el asunto de los contenedores soterrados. Ahora que cambió el alcalde reprobado y el PP gobierna, Jesús Vázquez ya no tiene claro, siquiera, que el sistema valga. Y que no sea preciso enterrar para siempre los contenedores y el sistema de contenerización. Pero eso sí, los contenedores siguen precintados 9 meses después de que todo fuera a cambiar en este Concello.
Siendo igual de reprobados Agustín Vázquez y Jesús Vázquez, LINORSA ha vuelto a las andadas y no paga nóminas. Pero el Concello paga a la empresa de limpiezas y que los trabajadores no cobren desde diciembre le resbala al alcalde, si acaso más al de ahora que al de antes. Y no por ello se manda a LINORSA a limpiar con viento fresco a otra parte. Como quiera que los primos (políticos y de los otros) podrían tener su peso en el PP, ya puede ir tomando nota el alcalde Vázquez de que la primísima de Núñez, como se llama en el CHUO a Eloína Núñez , se ha arrancado esta semana con una traspaso de concesión de LINORSA a otra empresa porque a ella sí le importa "garantir os dereitos destes traballadores". Teniendo en cuenta la devoción que Vázquez profesa a Núñez y la nostalgia que le produce su etapa de conselleiro, semejante arrebato solidario de doña Eloína puede perturbar el autismo laboral que lleva años practicando el alcalde de esta ciudad. No estaría de más teniendo en cuenta que el Complexo de San Francisco, los contenedores soterrados y LINORSA son parecidos demasiado peligrosos para un alcalde que parece haber acelerado la espiral de parecerse a su predecesor desde el momento en que fue reprobado.

 
Volver atras
Imprimir Página
 
 
 © Copyright OURENSE DIXITAL