La baliza

 
 
 
 
 
Del 4 al 10 de Enero de 2016
 

El cambio de año deja en Ourense una cierta sensación de provisionalidad. Provisionalidad en instituciones que marchan a golpe de parches e impulsos, por más que un lunes, 4 de enero, Baltar y Vázquez se saquen de la chistera un Plan para metropolizar la ciudad y su entorno, mientras un sindicato agorero se empeñaba en asfixiarnos con los datos de la mediocridad socio-laboral de esta provincia que no espabila en lo primordial. Y el viernes, 8, un Pleno del Concello en el que las estrategias de al menos 3 de los 4 grupos fueron los de esa provisionalidad. Cada vez se acentúa en el Concello de Ourense la sensación de que todo sucede a la espera de que suceda lo que se espera que suceda, la censura.

Alguien jugó un 28 de Inocentes con una hipotética moción de censura que habría sucedido como podría suceder algún día, invocando aquel absurdo del alcalde Mondelo calificando de "notable" al ex alcalde Veiga Pombo nada más plantarle una moción de censura y convertirse en el nuevo alcalde de esta ciudad. Y luego leímos a Jácome decir que éstos de Jesús Vázquez no lo hacen tan mal como los anteriores. Y en cambio Jácome no le haría remilgos, al contrario, a la moción de censura. ¿Absurdo?, qué no lo es ya en política...

No lo es menos una constatable bajada de brazos que existe entre algunos concelleiros del equipo del propio Vázquez, por mucho que lo ponga en duda y llegue a negarlo el alcalde. Me consta que alguna de ellos en la negociación para resolver un asunto pendiente de ser resuelto, espetó que si no se arregla quedará para los que vengan porque tampoco habrá que esperar tanto. Eso sí que es absurdo. Y cobarde. Si entre los de Vázquez hay concelleiros que creen que la moción de censura es sólo cuestión de tiempo y que una serie de circunstancias cuadren, que los hay, seguro, Jesús Vázquez debería revisar mucho su alineación porque no todos están dispuestos a partirse el alma para resistir la embestida y ganar este partido.

En tanto, no hay por qué dilapidar más esfuerzos en una cuestión que tiene un claro indicador en el futuro político del socialista Vázquez Barquero. Barquero no encaja ni encajará en un gobierno municipal donde Pérez Jácome sea el alcalde. Y Jácome no propiciará ninguna moción de censura en la que otro que no sea él releve a Jesús Vázquez. Luego el PSOE ha de tener claro que sólo conseguirá que el PP en Galicia pierda el único gobierno de una capital si consigue para Barquero un acomodo sugerente y atractivo. Las próximas Autonómicas son una buena ocasión. De aquellos aires por los que aterrizó el paracaidista en esta ciudad, a estos mares en los que Barquero será la baliza. El viejo Franqueira en la época de Coalición Galega le llamaba patada hacia arriba. Pero a Barquero seguro que le hará más ilusión espetarle a Vázquez un tal que así: yo voy para donde tú has venido. Y feliz en Santiago. Atentos, pues, a la baliza.

Después de todo tampoco lo que nos rodea tiene por qué despistarnos. En la depresión en la que a diario nos sumimos, la CIG del tenaz Etelvino Blanco nos recordó que somos los currantes peor pagados y los pensionistas más pobres de todo el Estado. Que lo primero conduce a lo segundo y que estrenamos año con 29.000 currantes con convenios sectoriales caducados o muy caducados. Que de los 71 de empresa sólo 19 están al día. Y que aún así ha vuelto a subir el paro y no paramos de emigrar. Y en tanto, el rural se cae a pedazos y la Xunta lo entierra: al concello de mayor extensión de esta provincia y uno de los que cuenta con una población más diseminada junto a Vilariño de Conso y Chandrexa de Queixa, A Veiga, el Sergas le ha felicitado las pascuas dejándolo sin médico y enviándole el de O Bolo dos horas y media diarias. No hace mucho tiempo tenía dos facultativos, ahora sólo medio, un tercio o lo que sea. Por más que algunos se esfuercen en regalarnos ocurrencias a cuenta siempre de dinero de Europa (que esa es otra), Ourense no da margen para la esperanza. Menos mal que, al menos, tenemos nuevo Grupo de Estupefacientes en esta ciudad. La nota indicaba con meridiana claridad (lo que es de agradecer), que entre los aspectos que se habían valorado para hacer la selección de los aspirantes, "estuvo el no ser conocidos en la plantilla de los policías de esta ciudad". Por qué sería...

 
Volver atras
Imprimir Página
 
 
 © Copyright OURENSE DIXITAL