Reprobado y ausente
 
 
 
 
 
Del 2 al 8 de Noviembre de 2015
 

De un plumazo y en una sola sesión plenaria, la semana nos deja al titular de la Deputación de Ourense reprobado por la oposición. Y en el ámbito estrictamente político esa misma y sola cuestión genera demasiadas dudas a las que no se le ha dado importancia, por más que el foco del asunto siga centrado en el hecho o hechos que desencadenaron el affaire. La oposición logró reprobar a Baltar Blanco porque todo su grupo, y él el primero, no asistieron al Pleno extra del martes. No lo hicieron porque, según ellos, ese Pleno era "miserable, ruin y rastrero" (luego sería preciso corregir el Reglamento que rige las instituciones provinciales, a cuyos presidentes, Baltar por ejemplo, no les cabe la posibilidad de evitar los plenos miserables, ruines y rastreros). Pero eso lo dijeron en un escrito que cursaron a los grupos oposición y a los medios de comunicación, no acudiendo al Pleno.

La oposición les reprochó no haberlo hecho ("cobardía"). Podría haberlo hecho el Grupo del PP sin Baltar Blanco, el presidente, argumentando su reprobación, y les habría quedado coherente y elegante. Todos menos Baltar Blanco hubieran sido 13, suficiente para ganar a la oposición la no reprobación del presidente. Les bastaría con presidir a un vicepresidente y rechazar el portavoz, Plácido Álvarez, siquiera hacer uso del turno de palabra, dejar correr las intervenciones de la oposición, aún a riesgo de que fueran más incisivas que lo fueron en ausencia del Grupo del PP, recurriendo al argumento del primer día, un asunto "estrictamente personal" del presidente. Y al final hubieran logrado frenar la reprobación, uno, y evitar el primer Pleno de la Deputación de Ourense de toda su etapa democrática celebrado sin que asistiera el propio Gobierno Provincial y su presidente. Luego la clave del asunto es por qué.

Por qué Manuel Baltar acumula dos hechos históricos él que tan cuidadoso es con el curso de la institución provincial (por activa y por pasiva la oposición ha dicho que "para mayor gloria" suya), cuando podría haberlos evitado. No vale que no les de importancia alguna o que no la tengan. Todo lo demás, como que el Grupo podría no ser tan homogéneo como su presidente quisiera, que no le ofreció garantías de la suficiente firmeza ante los embates dialécticos de la oposición y alguno más caben en el terreno de la especulación. No así que sea asunto baladí para Baltar Blanco.

La semana acumula en el paso de Baltar Blanco por el Parlamento para exponer el Presupuesto de 2016 de la institución que preside, un indicador claro de lo que pasará en adelante en el terreno estrictamente político, quizá ya esta misma semana, con la oposición dispuesta a desgastar lo máximo posible al Gobierno de Feijóo y al PP a cuenta del Gobierno Provincial ourensano y del propio Baltar. Por más que Rueda haya dicho este fin de semana que "poco que hacer ahí, me remito a lo que dijo Baltar", Santiago ya puede tener claro que una cosa es Ourense y otra muy distinta el Pazo do Hórreo.

El sueño de los justos. La Marcha das Mulleres ha visto como la justicia ha devuelto sin tramitación alguna su escrito por el asesinato de Isabel Fuentes en el CHUO de esta ciudad. Lo hizo por estar redactado en galego, según ellas. Demasiadas veces parece que la justicia tenga demasiado interés en demorarlo todo. Ya lo dijo Baltasar Garzón: "Para que la justicia sea creíble debe ser efectiva y ágil". Independientemente de lo primero, "efectiva", también aquí da la sensación de que se quiere dejar que el asunto duerma el sueño de los justos, menos incómodo cuanto más lejos en el tiempo.

La ministra encantada. O algo similar a un cataclismo ocurre, o la Estación del AVE de Ourense llevará el nombre de Eulogio Gómez Franqueira. En su vuelta a Ourense, la ministra de Fomento, Ana Pastor, ha pronunciado un "estaré encantada" que, viniendo de quien viene, es poco menos que aquel "está feito" de quien medio Ourense supo que cuando el que lo decía te lo decía o tocabas el cielo o te la estaba metiendo muy doblada. Como aquí parece lo primero, ya sólo le queda a los de Jesús Vázquez hacer el resto en el Concello de la ciudad.

El Pleno de la oposición. Pero lo que ocurrió el viernes en el Pleno de noviembre del Concello debe bastarle a Vázquez, alcalde, para recordarle que su Gobierno no lo es si no cuenta con apoyos desde la oposición. Incluyendo los tumbados del Plan Económico y Financiero y el asunto de la nueva sede de la Confederación Hidrográfica, DO y PSOE dieron claras muestras de que, estando de acuerdo, quitan y ponen en el Salón de Sesiones lo que les de la gana. Y de que así incluso a Ourense en Común se le nota más cómodo. Si tenemos en cuenta que el alcalde no arriesgó cuando fue preciso consensuar e incluso ceder para las remuneraciones de los ediles y los grupos y las modificaciones de crédito necesarias para completar el año económico, la duda está en si Jácome y Barquero empiezan a ver ahora porvenir de gobernar a su entendimiento, o si el alcalde ha cometido la mayúscula torpeza de querer gobernar en solitario. Como esto último es tan improbable como que Jesús Vázquez se haya vuelto lelo, cada vez son más los que se decantan por lo primero. Lo cual sería incluso más preocupante para los populares.

A penaltis. Sabido que a Celso Delgado se le termina el chollo del Congreso y que su puesto lo ocupará el presidente del Consello Regulador de O Ribeiro, Miguel Ángel Viso se manifiesta ahora como un discípulo de Manuel Baltar y un simpatizante del PP dispuesto a hacer lo que sea para que el PP gane las elecciones, "aunque luego tenga que ir a penaltis". Su afirmación en el diario Faro de Ourense, "El PP va a las elecciones a ganar, aunque luego tenga que ir a penaltis" me resulta confusa. Es posible que refleje lo competitivo que es el candidato, metido en una final en la que tiene que haber un vencedor sin pasar por la liga donde valen los empates, victoria o muerte, ou vai ou racha... Porque luego qué coño pintan aquí los penaltis. O este señor tiene una visión muy preclara de la política, las elecciones y el Congreso, o todavía tiene muchos tiros que hacer a portería.

 
Volver atras
Imprimir Página
 
 
 © Copyright OURENSE DIXITAL