Del bucle nostálgico al cariño de Núñez
 
 
 
 
 
Del 28 de Octubre al 4 de Septiembre de 2015
 

El bucle nostálgico: El Pleno de octubre del viernes del Concello de Ourense nos dejó esta etiqueta de Vázquez Barquero para la pretensión de Ourense en Común de sacar a exposición pública, de nuevo, el Plan de Urbanismo de la ciudad. El bucle del que habló Barquero viene a ser, como todo bucle, una especie de peligroso tornillo sinfín en el que el efecto producido por la causa es, a su vez, causa de su posterior efecto. Algo que ni razona por sí sólo que el Plan no deba ser expuesto ni tiene por qué ser tan malo si se tiene en cuenta lo mucho que se pareció la anterior Corporación Municipal a ese bucle nostálgico. Y no por ello se corrigieron los munícipes ni dejaron de ser tan estériles como caros para el ciudadano.

El chantaje emocional: Etiqueta acuñada por el portavoz de Democracia Ourensana para referirse a lo perniciosas de las intenciones de algunos, cuando elevan a debate asuntos en el que el más mínimo sentido común dispone estar de acuerdo sin que ello suponga que estar de acuerdo servirá para mucho más que estar de acuerdo. Jácome lleva meses y plenos apelando también al sentido común de ceñirnos a lo que podamos resolver entre todo lo que nos pueda concernir, y no por ello algunos dejan de soñar consumiendo minutos para estériles acuerdos que salen adelante con sus votos y la abstención de todos los demás las más de las veces. Pero está claro que no todos admiran como dice la canción de Fito "las flores que crecen en la basura".

El cholocate del loro o los gastos de Protocolo y Publicidad (o propaganda) del Gobierno municipal. Es el manido argumento al que se aferra Ourense en Común cual rincón del vago para resolver la ecuación de dónde vamos a sacar la pasta para toda cuanta iniciativa se nos ocurra. De aquí a final de curso es probable que no agoten el recurso porque no conformen mayoría que llegue para cambiar la partida de finalidad. Luego siempre les quedará recurso al que recurrir. Está por ver si Ourense en Común será capaz de llamarle algún día fondo de reptiles y situarse más cerca todavía del aprecio total de los periodistas. Suerte.

El crupier, o el papel que parece dispuesto a ejercer Jesús Vázquez como presidente de las sesiones plenarias. El paraca progresa adecuadamente, así que aprendió ya la lección de hacer justamente lo contrario de su predecesor, que no podía soportar como concluía un debate sin que él lo iluminara finalmente y le echara la sentencia. De forma que, aún por encima, como su tiempo era ilimitado se excedía tanto en la duración de sus intervenciones como en el número de ellas. Jesús Vázquez no, sonríe con frecuencia desde el sillón presidencial, se muestra ocupado en asuntos como los tiempos y las formas de sus señorías y, simplemente, reparte juego. Eso sí, se agradece su contribución a acortar los plenos.

La semana arrancó con los cargos electos de los populares reunidos en Os Milagros y Baltar Blanco y Núñez Feijóo pidiendo a los suyos "mantener el pulso" ante las generales que vienen. Os Milagros debe ser ya uno de las pocas geolocalizaciones que al presidente del PP ourensano le quedan del anterior, así que es posible que Baltar Blanco lo considere talismán o algo por el estilo. Lo de "mantener el pulso" debe ser algo así como no vayamos a relajarnos demasiado y que se note mucho. Además, al presidente del PPdeOU no le gustaría el mínimo traspiés en su hoja de servicios al partido, así que al loro. Para completar los mensajes semanales llegó también Javier Maroto para anunciar un PP "más humilde que nunca" ante las próximas generales. A saber si ha querido decir con esto menos sobrados que hasta ahora o menos soberbios, que son cosas distintas aunque con similares efectos muy peligrosos.

También supimos por la venida a Ourense del presidente del evento, que la Vuelta Ciclista a España dejará en Ourense el año que viene un retornode 1,5 millones de euros. Semejante término, retorno, debe ser sinónimo de dinero en las cajas de esta provincia, pero se las trae. Alguno ya dijo que era eso, la vuelta es decir, el cambio, lo que se nos devolverá de lo que nos gastaremos en traer la salida a esta provincia. La Wikipedia dice que es "una razón financiera que compara el beneficio o la utilidad obtenida en relación a la inversión realizada", pero se refiere al retorno de la inversión. ¿Es esto una inversión? En cualquier caso, ¿cuánto pagará Ourense por tener la salida de la Vuelta de 2016?

La semana se cerró con el anuncio de la remodelación del Gobierno de Feijóo por el propio Feijóo este domingo, a eso de la hora de misa. Ninguna novedad que pudiera turbar los rezos de los más beatos del lugar: cero patatero, que diría Aznar, de ourensanos en el equipo de Núñez. Cada vez estamos mejor posicionados en los mercados de Raxoi. Alguien tendrá que ir proponiendo al presidente de la Xunta para un Premio Ourensanía a ver si así nos coge algo de cariño.

 
Volver atras
Imprimir Página
 
 
 © Copyright OURENSE DIXITAL