Carlos Parra llegó en tren
 
Por LUIS VELOSO
 
 
 
 
30 de MARZO de 2011: OURENSE DIXITAL

Esperemos  que sea uno de sus últimos viajes, o por lo menos eso queremos, los amigos que vemos la cara que pone cuando habla de su “nuevo” local de comidas. Aunque por las tierras de Viana todavía no pasa el tren, Carlos del “ Xares”, como todos lo conocen, es ahora Carlos de Baños de Molgas.

Quien le iba a decir hace 40 y pico que un chaval nacido en O Barco de Valdeorras llegaría a ser uno de los cocineros de autor, como se denominan hoy en día, pero con una característica de que si lo diferencian de los demás, y es que Carlos es totalmente autodidacta. Pero sentimos mucho discrepar de esta característica, puesto que su madre, la cual todavía lo acompaña en esta  “penúltima” aventura, fue la que le transmitió en sus genes los conocimientos culinarios que ella fue atesorando en su casa de comidas de O Barco, a la misma vez que era madre de 7 hijos, tres de ellos en dos años, según nos confesó orgullosa.

Desde O Barco, se trasladó a Oviedo para estudiar Derecho, pero, como él dice, no hizo derecho y lo pasó de P.madre. Lo que si acabó fue un Máster de aquella época en RR.HH. “No había local en Oviedo que no conociera a Carlos”.
En el 97, se enroló como cocinero del Hotel El Ciervo de Xares, el cual solo abandonó por primera vez para darse una vuelta por las cocinas de restaurantes de prestigio, como el S. Miguel de Ourense, o la cocina de la Embajada de España en Paris, donde aprendió parte de lo que ahora practica. Volvió al Ciervo, esta vez como director y gestor, para hace unos meses que cogió el tren y aterrizó en la Estación de Baños de Molgas para regentar tanto el albergue como la cantina-restaurante.

Desde hace unos meses, todos podemos disfrutar del reconocidísimo arroz de pueblo que Carlos lleva popularizando durante 11 años en la feria de Xantar, así como el lomo de ciervo, pasando por los secretos de ibérico con guarnición para acabar con sus exquisiteces en los postres de composición muy personal.
Y qué decir de las famosas fiestas, a las cuales hasta ahora había que recorrer toda la provincia hasta tierras de la sierra de Trives, como era el famoso carnaval canario, y que ahora podemos disfrutar a tan solo 15 minutos de la capital ourensana y a tan solo 20 de la capital de A Limia.
Como decimos, es un orgullo que el tren nos haya traído a las tierras altas de A Limia a un cocinero  con un arte especial para preparar, sobre todo, las carnes de caza. Enhorabuena amigo y mucha suerte en esta, esperemos, última aventura culinaria. 
¡Ah!, y encima podemos visitar el museo de Moncho Borrajo.

dendealimia@veloso.es  

 
Volver atras
Imprimir Página
 
 
 © Copyright OURENSE DIXITAL
 
 
     
   
  Carlos Parra