En busca de la credibilidad perdida

 
Por ELVIRA CUADRADO
 
 
 
9 de MAYO de 2011: OURENSE DIXITAL

Han empezado a correr ahora ya liberados de esos molestos badenes que son las normas electorales. Algunos quieren solucionar su futuro económico, otros satisfacer su ego personal y los menos son meros andarines apuntados por hobby, porque alguien se lo ha mandado o porque quieren vaguear aprovechando ese privilegio político de 15 días de permiso laboral retribuido.

En la ciudad, los concejales salientes ya se han despedido de su convivencia consistorial con la tradicional foto de familia. Imagino que se habrán olvidado otra vez de hacer su obligatoria declaración final de bienes pero aún les queda tiempo para prepararla.

El PPdG seguirá las pautas de Madrid y de Galicia enarbolando dos valores: honestidad y austeridad. Podría pensarse que si ahora son banderas, es que antes se obviaban. Pero el despilfarro –aflorado por las medidas de recorte-, la corrupción urbanística y el caso Gürtel han colocado la credibilidad de los políticos hasta el punto de que los ciudadanos, en las últimas encuestas del CIS, les considera un problema.

Uno se puede creer algunas promesas electorales pero que los políticos se van a someter a normas éticas hoy más que nunca es ciencia ficción. Para muestra un botón: los dirigentes provinciales y gallegos del PPdG siguen eludiendo las razones por las que no se expulsa a quienes han traicionado el código interno del propio partido. De ahí que no sea difícil predecir qué pasará si sus militantes incumplen el ese código ético popular que su aparato político nos quiere vender.

Sin embargo, algunas armas que Núñez Feijoo ha entregado a su particular ejército de candidatos, están inutilizadas de antemano. Los populares locales no pueden utilizar la consigna del urbanismo riguroso después de la pifiada del gobierno de Cabezas, con cambiazo de planos, condonaciones millonarias de aprovechamientos urbanísticos y operaciones especulativas, todo ello con secuelas inoportunamente refrescadas por la reciente sentencia de nulidad de PXOM. Y la lanza de la austeridad choca frontalmente con ese monumento al fracaso de la regeneración del PP gallego que es el clan Baltar y su peculiar –y efectiva política- de crear plazas en la Diputación a costa de reducir la renta disponible de los ourensanos.

Y al hilo de la ética política, el delegado del Gobierno en Galicia, Miguel Cortizo, ha invitado -a través de la prensa- a la Fiscalía a que investigue de oficio las amenazas y coacciones en el contexto político. Sabe el ex parlamentario gallego que esa invitación no es suficiente para que la Fiscalía actúe. Sabe también que esa es una práctica bastante consolidada en determinados espacios como esta provincia, y que lo habitual es que veladas o implícitas amenazas se cumplan gracias al silencio cómplice de muchos.

El nerviosismo y la inseguridad en los candidatos locales han obligado al ejecutivo autonómico a convertir en papel mojado el Pacto del Obradoiro creando dudas sobre la fecha del AVE. El objetivo es claro: había que contrarrestar el golpe de efecto logrado por el ministro José Blanco, al anunciarse la macrolicitación de los tramos del AVE a Galicia. El riesgo de un efecto boomerang –el ciudadano puede percibir negativamente la postura del PPdG - quedó en una trifulca epistolar y con un “te espero el 26 de mayo” para ajustar las cuentas de los plazos de llegada de la alta velocidad.

La marcha de la campaña nos demuestra que el ilusionismo político no tiene límites. El PSdG-PSOE nos promete un viaducto de diseño para el paso del AVE por la ciudad y un paseo entre A Chavasqueira y Outariz, ambos con coste cero para el Concello (como ese tranvía) con la confianza en la generosidad del Ministerio de Fomento, departamento que, al menos hasta hace poco, no situaba a Ourense en el mapa. El PPdG de la capital lanza una hipoteca juvenil de la que no se conoce el tipo de interés ni la entidad hipotecaria que concedería hoy un crédito a un milieurista para comprar una vivienda. El BNG anuncia la puesta en marcha de una oficina para atender a emprendedores como si no sobrasen las que ya hay en la ciudad (aunque cierto que algunas son ineficaces). Más chiringuitos para luego recortar salarios a los funcionarios o promover el copago en sanidad y educación.  

Y Baltar a su bola. Ha dejado claro, demostrado, qué es lo que más la importa: la Diputación. Ante la insinuación de Pachi Vázquez de que el gobierno provincial estaba en la cuerda floja, Baltar se ha mostrado contundente “a Diputación non caerá” y además ha explicado por qué: “non caeu” en las anteriores elecciones a pesar de que la izquierda contaba con el bipartito autonómico.

Rosendo Fernández y sus chicos/as resbalaron en la Universidad al conseguir una nula asistencia de docentes y directivos de la institución educativa. Su oposición por oposición al proyecto urbanístico del campus le ha pasado factura. Así que si no quieren otra mala imagen en su cuaderno electoral, tendrán que seguir con su estrategia de reuniones para foto con representantes afines de entidades.

Así que tendremos que aguantar unos días más. Los candidatos tienen menos de quince días para demostrarnos que el modelo de ciudad que nos pueda proporcionar ese anhelado bienestar social no nos lo van a imponer los que actualmente mandan, los del dinero: Hipercor, Eroski, Adif, especuladores, … sino que será responsablemente diseñado por nuestro futuros representantes en el Concello.

 
Volver atras
Imprimir Página
 
 
 © Copyright OURENSE DIXITAL
 
 
     
  Fotografía : BRAIS LORENZO   
 
 
 
Ante la insinuación de Pachi Vázquez de que el gobierno provincial estaba en la cuerda floja, Baltar se ha mostrado contundente “a Diputación non caerá” y además ha explicado por qué: “non caeu” en las anteriores elecciones a pesar de que la izquierda contaba con el bipartito autonómico.
 
     
  Fotografía : BRAIS LORENZO   
   
 
Rosendo Fernández y sus chicos/as resbalaron en la Universidad al conseguir una nula asistencia de docentes y directivos de la institución educativa. Su oposición por oposición al proyecto urbanístico del campus le ha pasado factura. Así que si no quieren otra mala imagen en su cuaderno electoral, tendrán que seguir con su estrategia de reuniones para foto con representantes afines de entidades
 
     
     
 
 
     
 
 
 
   

 

Añade OuD a tu Google