El POLI, ¿operación o experimento?

 
Por ELVIRA CUADRADO
 
 
 
14 de MARZO de 2011: OURENSE DIXITAL

Justo cuando los entierros carnavalescos obligaban a quitarse las caretas, apareció en escena el anuncio de la licitación del proyecto de entrada del AVE en la ciudad. Una semana antes, el Ministro de Fomento, José Blanco, comprometía su cargo con la llegada del AVE a Galicia y días después reiteraba su posición ante una hipotética conspiración política que luego resultó ser una operación de la llamada caverna mediática. De las palabras a los hechos, por raro que parezca en un político. De seguir así, no me extrañaría que el ministro Blanco anunciase la macrolicitación de 6.000 millones de euros en pleno debate del estado de la autonomía.

Lo cierto es que, a Núñez Feijoo primero y al conselleiro Agustín Hernández después, no les quedó más remedio que desmarcarse del PPdG ourensano quien ahora sólo cuenta con el anuncio hecho hace varias semanas de una nueva arremetida conjunta de Cámara y CEO. La Cámara de Comercio, con un comité ejecutivo hecho a imagen y semejanza del delegado territorial, Rogelio Martínez, tendrá que seguir por el carril del PPdNúñez. Desde la implícita moción de de desconfianza que retiró al anterior presidente, Ovidio Fernández, esta institución pública ha dejado de estar bajo los dominios del virrey Baltar. Éste fue, no obstante, generoso con tan leal y duradera sumisión y el hijo de Ovidio Fernández fue reclutado en la plantilla del palacio provincial al finalizar el mandato cameral del parrillero.

Así que Paco CEO, o ejercita un acto de valentía en defensa de su convicción –algo insólito en él- o repliega velas y espera nuevas órdenes. Por otro lado, si CEO y Cámara de Comercio no cumplen su amenaza de salir de nuevo a la palestra con el soterramiento, quedará de manifiesto la teoría de su servilismo político-partidista.

Desmantelado así ese apareamiento de quienes dicen representar al empresariado y fracasado por otro lado el intento del PPdG local de movilizar a los vecinos de A Ponte, sus líderes ya no podrán acuchillar con tanta saña al gobierno local. Aunque malo será que en tierra de afiadores no encuentre otro buen coitelo.

Para animar la tangana electoral, apareció el POLI liderado por un sindicalista de la CSIF, José Manuel Rodríguez Fernández, de la escuela Valcarce, navegante éste ahora bajo bandera peperiana. El nombre da juego pero no será posible valorar este experimento hasta que se veamos su cabeza. También puede ser una operación para conquistar el voto del centro urbano y parte del centro político. Para la quiniela sobre quién mueve los hilos, dos apuntes. En política la traición es un valor estimado y nada impide que los traidores se conviertan en aliados si tercia poder de por medio. Y, desde el punto de vista criminológico, el principal sospechoso es el que más se beneficia.

Mientras el Gobierno central anuncia una liberalización de horarios comerciales, la asociación de comerciantes del CCA Ourense-Centro arremete en solitario contra el Ayuntamiento porque Hipercor ha decidido retrasar la construcción de viviendas colindantes con la gran superficie. Su presidente, Emilio Fernández, viene a decir que como no se hacen viviendas, no hay más habitantes y, por tanto, no hay más demanda comercial, lo que perjudica al comercio local. Suena a tontería cuando hay miles de viviendas vacías y la gente no vendrá a esta ciudad precisamente por el precio de su vivienda. Reconozco que no estoy al día en intereses pero me resulta difícil entender esa oposición a El Corte Inglés y la complacencia de toda la patronal del comercio ourensano con el potencial de atracción de esos 40.000 metros cuadrados de superficie comercial que promueve simultáneamente Eroski

Sigue el culebrón de Novacaixagalicia, con un final en cada capítulo que te engancha al desenlace en el siguiente. El camino se estrecha y las puertas no se abren pese a las desesperadas llamadas. Los gestores de las cajas gallegas se acomodaron a la situación de no tener que rendir cuentas aunque sí pleitesía a los poderes políticos. Sus irresponsabilidades podían pasar antes desapercibidas y, en todo caso, diluidas en esos cientos de millones de euros de beneficio anual. Pero ahora le han pasado la factura completa y los errores, como los intereses, hay que pagarlos. Después de la última limpieza de balances por el Banco de España, resulta el core capital de Novacaixagalicia era menor (nada menos que en 1 punto) que el que nos estaban diciendo y el más bajo del sistema financiero español. La entidad gallega ha tenido que provisionar 3.000 millones para insolvencias y las necesidades de capitalización no eran de 1.500 millones de euros como se hartaron de decirnos, sino de 2.622 millones. Y no se dan cuenta de que las injerencias políticas y la falta de transparencia en el proceso de fusión –incluyendo el que la auditoría fuera pagada con fondos públicos- han ahuyentado a los inversores.

Después de décadas de avance de la desertización poblacional, a los alcaldes empieza a parecerles preocupante el despoblamiento. Lo hacen a través de la creación de un grupo de trabajo desde la FEGAMP cuyo presidente, Carlos Fernández, es el alcalde de Ames, precisamente el municipio de Galicia con mejor dinámica poblacional seguido del de Barbadás. Un poco tarde quizá y sin expectativas de reconducción después de que el minifundismo mental de la estructura partitocrática que nos gobierna se fomentase durante años la desordenación territorial, la fiebre urbanística y el localismo paleto.

La crisis ha entreabierto la puerta de ese mundo endogámico que es la Universidad. Así nos hemos podido enterar que hay carreras con menos de 10 alumnos y que se costean másters para menos de 5 alumnos, más ajustados a nóminas extras de sus docentes que a la demanda de la sociedad. Menos mal que eso de que las Universidades son la vanguardia de la sociedad suele ser un tópico. El conselleiro de Educación, Jesús Vázquez, ha dicho basta e impondrá el sentido común por decreto exigiendo un mínimo de alumnos. Se lo ha pensado pero esa parsimonia resolutoria no casa con la importante cantidad de fondos públicos que se traga el sistema universitario.

Para la semana que entra está previsto el llamado debate del estado de la autonomía, la versión OT de la locuacidad parlamentaria gallega, una buena alternativa para los amantes de los disparates. La estrategia del PPdG está encima de la mesa hace meses: Zapatero castiga cuanto puede a Galicia, por tierra, mar y aire. La conselleira de Sanidad, Pilar Farjas, ha prolongado el conflicto del catálogo farmacéutico el tiempo suficiente para llevarlo con frescura al Parlamento. Por otro lado, la falacia de la discriminación de Galicia por las exigencias a  Novacaixagalicia todavía tiene juego, al menos hasta que a alguien no se le ocurra quitarle el polvo a la auditoría de la fusión realizada por KPMG. Así que nos quedaremos sin saber para qué vale la consellería de conomía e industria –subvenciones aparte-, cuáles fueron los resultados de los millones de euros invertidos en políticas activas de empleo pues el desempleo se ha disparado a límites escalofriantes e impensables (menos mal que Galicia tenía un plus de resistencia a la crisis) y cuántos ciudadanos están afectados por el atasco en la gestión del sistema de dependencia…

 
Volver atras
Imprimir Página
 
 
 © Copyright OURENSE DIXITAL
 
 
     
 
 
 
De seguir así, no me extrañaría que el ministro Blanco anunciase la macrolicitación de 6.000 millones de euros en pleno debate del estado de la autonomía.
 
   
 
Desde la implícita moción de de desconfianza que retiró al anterior presidente, Ovidio Fernández, esta institución pública ha dejado de estar bajo los dominios del virrey Baltar. Éste fue, no obstante, generoso con tan leal y duradera sumisión y el hijo de Ovidio Fernández fue reclutado en la plantilla del palacio provincial al finalizar el mandato cameral del parrillero
 
     
   
 
Paco CEO, o ejercita un acto de valentía en defensa de su convicción –algo insólito en él- o repliega velas y espera nuevas órdenes. Por otro lado, si CEO y Cámara de Comercio no cumplen su amenaza de salir de nuevo a la palestra con el soterramiento, quedará de manifiesto la teoría de su servilismo político-partidista
 
     
     
     
 
 
     
 
 
 
   

 

Añade OuD a tu Google