El Concello de Ourense mantiene decenas de solares de la ciudad en un limbo para evitar gestionarlos adecuadamente
 
 
El Concello de Ourense ha tenido a este tipo de terrenos en un limbo consignado a sus intereses, sin actuar en ellos ni siquiera concretar si son de naturaleza pública o privada. La situación proviene de hace tres y cuatro décadas
 
 
 
8 de Noviembre de 2019: OURENSE DIXITAL

La desidia del Concello de Ourense durante décadas a la hora de gestionar adecuadamente suelo público proveniente de los aprovechamientos urbanísticos, es la causa de situaciones que van camino de litigios en los tribunales de justicia donde es muy probable que se obligue al Concello a pagar los terrenos. Es la situación que se reproduce en el barrio de Finca Acevedo de A Milagrosa, en las traseras de la calle Roi Páez y la Praza de Sandiás. El aprovechamiento de una docena de locales por sus propietarios como garajes a través de un solar hasta ahora ni vallado ni debidamente acondicionado, se ve comprometido por las pretensiones de un constructor ourensano que reclama al Concello que se le expropie el terreno de su propiedad que ni se le ha pagado ni el Concello parece querer hacerlo.

El Concello tenía que haber urbanizado estos terrenos en su momento, cosa que ni hizo ni parece dispuesto a hacer. Al cabo de 5 años el constructor puede pedir la expropiación de los mismos es decir, que se le abonen, para lo que el Concello dispone de 2 años. Es lo que ahora, desde hace 18 meses, viene haciendo el constructor Bautista Rodríguez, aunque sin éxito, según afirma su abogado, el letrado Antonio Feijóo Miranda. En tanto, como el asunto proviene de 4 décadas atrás, la inacción y la permisividad del Concello de Ourense han consolidado una situación alegal, como mínimo: que una docena de propietarios accedan por ese terreno a sus garajes.

La situación es tan curiosa que, independientemente de que los garajes estén o no debidamente registrados, el Concello de esta ciudad los reconoce como tales y viene percibiendo el correspondiente IBI, Impuesto de Bienes Inmuebles, de los propietarios desde hace años. Y aunque el terreno por el que acceden a ellos no está claro que ahora mismo sea del Concello, se autorizó el paso de carruajes sobre la acera y el correspondiente rebaje de bordillo aunque no dispongan de vado. Lo que completa un proceder del en materia urbanística tan peculiar como nada diligente que, lejos de ser un caso aislado en la capital ourensana se reproduce en demasiadas ocasiones. Solo en el barrio de A Milagrosa el Concello de la capital se enfrenta a otros dos casos muy similares. Y en uno de ellos el Concello pretende endosar a medio centenar de vecinos de la calle Alfonso X unos 12.000 euros por reponer una tubería de saneamiento que no considera de su propiedad.

En el caso de Finca Acevedo, la desidia e inacción de los sucesivos gobiernos municipales van camino de enfrentar a propietarios y constructor. El letrado de este último sostiene que desde que hace 18 meses han pedido al Concello que se expropie este terreno, "no hemos recibido ni una sola comunicación de la Concellería de Urbanismo". El constructor ha demorado el cierre del acceso que había anunciado para finales del mes de octubre, pero ahora ha colocado bloques de piedra en el solar para evitar, cuando menos, que el terreno se utilice como aparcamiento público. Todo sigue en punto muerto: constructor y propietarios de Finca Acevedo esperan y la Concellería de Urbanismo de Sonia Ogando ni habla ni actúa.

 
 
   Imprimir Página
 
 © Copyright OURENSE DIXITAL
 
     
 
 
     
     
  Noticias Relacionadas  
 

Urbanismo aún no escuchó a las partes y el letrado del constructor advierte: "esto va a ir a peor"

 
     
     
 
HACE HOY UN AÑO
9, Viernes