Gobierno y oposición se entretienen con el incidente del primer día de Jácome como alcalde: la multa de su coche
 
 
De paso Ciudadanos se postula como sucesor de la línea predilecta del propio Pérez Jácome cuando oposición: la judicialización de la vida política del Concello vía Fiscalía
 
 
 
 
9 de Octubre de 2019: OURENSE DIXITAL

Gobierno y oposición en el Concello de Orense siguen donde, exactamente, comenzó el actual mandato: la sanción al vehículo del alcalde en el primer día de trabajo de Gonzalo Pérez Jácome como regidor municipal. El caso recibe una actualización de Ciudadanos, al elevar este grupo el caso a la Fiscalía. Acabe o no el asunto en los juzgados, es tanto un hecho que ni Gobierno ni oposición avanzan en la gestión de la ciudad, como que Ciudadanos ha estrenado la judicialización de la política municipal en el presente mandato (algo por lo que hasta ahora sentía debilidad el propio Pérez Jácome).

Cuatro meses menos una semana después, Ciudadanos ha decidido elevar a Fiscalía el proceder del regidor municipal derivado del hecho de que el propio Pérez Jácome resolviera por decreto retirar la multa impuesta al alcalde. La número 3 de la lista de Ciudadanos y abogada de profesión, Irene Aguiar, sostiene que no está claro que el proceder del regidor municipal haya sido correcto y que, cuando menos, debió haber consultado al subdelegado del Gobierno (extremo hasta ahora nunca escuchado). Y el numero 5 de Democracia Ourensana, también abogado de profesión, ha pronosticado al asunto que "no tendrá recorrido" en la vía judicial.

El asunto está adornado de aspectos inherentes a la opacidad del actual Gobierno, según la oposición, que alude a que en varias ocasiones el propio regidor ha impedido el acceso al expediente en cuestión. El Gobierno responde que fue el propio agente que sancionó a Jácome el que se retractó y retiró la multa. Y Caride califica este último intento de Ciudadanos de "juegos florales". Cuatro meses menos una semana después de aquello, casi todo continúa sin saberse de los Presupuestos de 2020, del Plan de Urbanismo e, incluso, de los festejos del San Martiño que el propio alcalde quiere convertir en los mayores de la ciudad. Y que están a solo un mes de su celebración.


El BNG reiteró este miércoles petición de acceso al expediente de la multa 004832/2019

El portavoz del grupo del BNG en el Concello de Ourense, Luís Seara, solicitó por Rexistro este mismo miércoles el acceso a la documentación relativa a la multa alegando que, en contra a lo dispuesto para impedirlo, ninguna ley deniega el derecho que le cabe a la oposición. "Nin a LRBRL, nin a LALGA, nin o ROF establecen limitacións algunhas para denegar o acceso á información cando esta afecte ao ámbito de privacidade das persoas, xa que a confrontación do dereito á intimidade e o dereito  a información, como reflexo da participación nos asuntos públicos resólvese a favor do dereito á información", señala el portavoz nacionalista.

Añade, además, que tratándose el caso de datos relativos a un cargo público que ya fueron divulgados públicamente, "carece de sentido algún limitar o acceso en base á protección de datos".

 
 
   Imprimir Página
 
 © Copyright OURENSE DIXITAL
 
 
     
 
 
     
     
  Noticias Relacionadas  
 

El BNG reiteró este miércoles petición de acceso al expediente de la multa 004832/2019

 
     
     
   
 

LEOPOLDO PÉREZ JÁCOME

 
  Pepe D.  
 

A poco que se viva un poco y la memoria no flaquee poco o nada en política carece de un precedente. El caso de la multa de Jácome es el del alcalde Pérez Jácome que hace lo preciso para evitar que el ciudadano Pérez Jácome sea multado. ¿Raro?, podría ser, pero no inédito.

Hace ya muchos años ocurrió algo muy parecido en Allariz de lo que germinó algo de notable calado. El periodista le preguntaba al entonces aún alcalde, Leopoldo Pérez Camba del Partido Popular, cómo había permitido un enganche de agua para abastecer una granja de gorrinos cuando el río Arnoia iba seco. Y el alcalde contestó con la mayor naturalidad del mundo, que el ciudadano Leopoldo Pérez Camba le había pedido permiso al alcalde, y el alcalde, Leopoldo Pérez Camba, se lo había concedido al ciudadano. Y ya está, todo resuelto. Los cerdos a beber y el pueblo a la Bastilla.

Y esto fue así, aquello fue el germen y del cristo que se montó a partir de tan espontánea confesión salió el Gobierno que aún hoy gobierna. Pero este no es el caso, quiero decir que aquí no tiene por qué venir a cuento. El caso es que, igual que siempre hay una primera vez, raro es que no exista un precedente. Por mucho que pueda, incluso, parecer absurdo.

 
     
     
 
publicidad