La Praza de Abastos de Ourense es territorio okupa, denuncian placeros y rianxeiras
 
 
Sin la menor traba los okupas se han adueñado del edificio desde que los placeros se trasladaron a la Alameda, y ahora comprometen tanto el viejo Mercado como la actividad en las instalaciones provisionales
 
 
 
 
8 de Octubre de 2019: OURENSE DIXITAL

Los placeiros y el rianxo del Mercado Central de la ciudad han denunciado este martes la situación en la que se ha sumido la Praza de Abastos desde que hace 16 meses los placeros se han trasladado a Alameda. Poco a poco los okupas se han ido apoderando de las instalaciones, y aseguran que ahora son amos y señores de, al menos, parte de las instalaciones. Ello con la consiguiente extensión de la inseguridad a la zona, señalan.

Aseguran que especialmente este último mes "se ha producido un importante deterioro de la zona, incluso el rianxo y la Alameda, a la que llega la problemática de esta ocupación". Desde el pirateo de luz hasta el menudeo de la droga y la proliferación de toxicómanos, hay un cuadro variado de episodios que proliferan en este lugar y que los placeros consideran nada recomendables para su actividad y hasta para la convivencia vecinal.

Desde el inicio de las ocupaciones se ha pirateado la luz con enganches ilegales, afirman; proliferan los residuos en la zona hasta hacerla insalubre; lo mismo que las peleas entre bandas "por la ocupación del lugar y el trapicheo" (la última tuvo lugar el jueves, 3 de octubre, en la que intervino la Policía); también lo hicieron los bomberos el pasado 15 de septiembre para sofocar la quema de un local que llegó tras una discusión entre bandas; subyace en la mayoría de estos episodios el menudeo el consumo de drogas y el menudeo de estupefacientes, se asegura; y van en aumento las amenazas a los comerciantes lo mismo que los problemas de convivencia.

Los placeros piden medidas ante una situación que va en aumento, advierten. De modo que alcanza ya a la Alameda, donde " también se ha incrementado la presencia de toxicómanos con escenas realmente desagradables para los usuarios de la misma como ver como se inyectan y como vienen a comprar papelinas, que guardan en las esculturas de la Alameda". Y temen que la Praza de Abastos pueda correr análoga suerte a la vieja cárcel e, incluso, se pueda producir un incidente que, llegado el momento, pueda paralizar la reforma y rehabilitación prevista en el edificio.

 
 
   Imprimir Página
 
 © Copyright OURENSE DIXITAL
 
 
     
 
 
     
     
 
publicidad
 
     
     
 
HACE HOY UN AÑO
9, Martes