Alto risco forestal en Galicia a partir de este 1 de julio, con la Xunta sin hacer los deberes en materia de prevención
 
 
El Gobierno de Feijóo se enfrenta a un verano con más maleza y con menos labores de prevención en Ourense que ningún otro
 
 
 
 
 
 
30 de JUNIO de 2016: OURENSE DIXITAL

A partir de este viernes, 1 de julio, entra en Galicia la declaración de alto risco que establece "perigo alto de incendios forestais" hasta el 1 de septiembre próximo. Extremo este último que quedar siempre supeditado al comportamiento de la meteorología que podría, incluso, ampliarlo hasta más adelante. Así lo recuerda este jueves la Xunta de Galicia, que alude a la orden de la Consellería de Medio Rural de 13 de junio publicada en el Diario Oficial de Galicia en su momento, y que entra en vigor este primero de julio.

Señala la Xunta de Galicia que a partir de este viernes quedan prohibidas todas las quemas de restos agrícolas y forestales en Galicia. No debiendo existir ya ninguna autorización para ello, en caso de existir tal quedaría automáticamente fuera de vigor y tales quemas no podrían llevarse a cabo. Señala en tal caso la Xunta de Galicia que dichos permisos "quedan en suspenso, xa que as as comunicacións e autorizacións de queima carecerán de validez dende o momento da prohibición". Por contra, la nota emitida a los medios de comunicación por la Administración autonómica no alude en ningún momento a las restricciones que dicha declaración comporta para la libre circulación por los montes de la Comunidad de los vehículos a motor. A partir de ahora, podrían empezar a producirse los controles que el Seprona, el Servicio de Protección de la Naturaleza de la Guardia Civil, suele llevar a cabo coincidiendo con la declaración de la época de alto risco y a que la Xunta de Galicia viene omitiendo intencionadamente.

La declaración se produce en las habituales fechas de primeros de julio en las que ya se produjo en años anteriores, pero con una situación este año previsiblemente mucho más compleja y delicada que en años pasados. Las abundantes lluvias que se produjeron esta pasada primavera (hasta aún no hace muchos días), ha generado una considerable proliferación de vegetación y maleza no correspondida, sino al contrario, por las labores de prevención que hubieran sido necesarias. Por ende, se vaticina un verano seco y caluroso que elevará considerablemente el riesgo de incendios y que podría, incluso, retrasar el final de la temporada de alto risco. Sin olvidar la estadística que vinculó los años de elecciones en Galicia con una considerable proliferación de los incendios forestales.

 
Volver atras
Imprimir Página
 
 
 © Copyright OURENSE DIXITAL
 
 
     
 
 
     
 
 
 
   
 
HACE HOY UN AÑO
1, MIERCOLES