La Operación Aleta contabiliza dos nuevas detenciones, un padre y un hijo de Barbadás, y van nueve
 
Ya son nueve los detenidos de la Operación Aleta en relación con estafas a las aseguradoras de vehículos. A los cinco iniciales de primeros de febrero pasado, se sumó la prima del cabecilla de la trama, otro empleado y ahora dos vecinos de Barbadás, un padre y un hijo de 62 y 31 años, respectivamente, que han pasado al Juzgado de Trives que lleva el caso
 
 
 
 
31 de MARZO de 2011: OURENSE DIXITAL

La denominada Operación Aleta para desmontar una red de estafas a las compañías de seguros con operaciones de diversa índole con vehículos, se cobró dos detenciones más y eleva a nueve el número de detenidos, según informó este miércoles Subdelegación del Gobierno de Ourense.
A los cinco primeros detenidos a primeros del mes de febrero pasado, entre los que se encontraba el cabecilla de la trama, un compraventa de vehículos de A Valenza, en el Concello de Barbadás, se sumó una sexta detención, la prima del cabecilla, vecina de Madrid y, como él, natural de la localidad de Boazo en Castro Caldelas.
Ahora se informa de dos detenidos más.

Se trata de un padre y un hijo, de 60 años el padre, de nombre Benito, y de 31 años el hijo, Diego M.L. Ambos son vecinos de Barbadás, y se les imputa un “delito continuado de estafa”.
Los dos detenidos han pasado también a disposición del Juzgado de Instrucción de A Pobra de Trives que lleva el caso desde el primer momento. Y que fue el que dispuso el ingreso del cabecilla en la Prisión de Pereiro, donde continúa.

La operación denominada “Aleta” comenzó ya hace casi un año, en marzo de 2010, tras producirse varias denuncias formuladas por aseguradoras por cobro irregular de indemnizaciones.
La investigación que comenzó entonces determinó que existía un grupo bien estructurado que, sistemáticamente, daba partes de siniestros de vehículos que nunca se habían producido.
El cabecilla de la trama era el propietario del taller y compraventa de vehículos usados que se ubica a la entrada de A Valenzá, que aprovechaba su entramado empresarial para llevar a cabo la actividad delictiva.

Las investigaciones lograron determinar que la banda operaba de distintas formas.
Por un lado, simulaban varias salidas de vía o atropellos de animales, trasladando al lugar del accidente vehículos con piezas dañadas en sustitución de las que se encontraban en buen estado, y logrando así altas peritaciones por parte de las compañías aseguradoras.
En otros casos se producían los siniestros entre vehículos cuyos conductores pertenecían a la banda, o bien se involucraban terceras personas cuyos datos obtenían de los registros comerciales de las empresas de los integrantes del grupo, nunca con su consentimiento.
Una tercera forma de estafar consistía en adquirir vehículos de alta gama procedentes de accidentes importantes, con daños tan graves que hacían inviable su reparación y las aseguradoras habían dado como siniestrados, para, pasado un tiempo, asegurarlos de nuevo y ponerlos en circulación. De nuevo simulaban un siniestro y volvía a cobrar la indemnización.
Una cuarta fórmula era de denunciar falsas sustracciones de vehículos, siempre de gama alta, que cobraban de la aseguradora y que la propia organización se encargaba de hacer desaparecer.

 
Volver atras
Imprimir Página
 
 
 © Copyright OURENSE DIXITAL
 
 
     
  Noticias Relacionadas  
 

Un conocido compraventa de coches de A Valenzá y cuatro más estafaron más de un millón de euros a las aseguradoras

 
     
     
 
 
     
 
 
 
 
 
GALICIA, ÚLTIMA HORA
 
   

 

Añade OuD a tu Google