Los paraguas ayudaron a las pancartas a que pareciera que los manifestantes eran más. Con todo serían unos 400, sumados los de las movilizaciones de Comisiones Obreras, UGT y CSIF, por un lado, y CIG por otro. Otra vez los sindicatos volvieron a convocar por separado. Todos admitieron que la participación en la huelga y en la manifestación no fue alta en Ourense, lo que la CIG imputó a que las medidas “chegan demasiado tarde”, y el resto de los sindicatos a los excesivos servicios mínimos dispuestos por la administración. Eso sí, los sindicatos son unánimes al reconocer que trabajan en la dirección de la huelga general que traerá la Reforma Laboral del próximo día 16.
 
Noticias Relacionadas
  Los sindicatos llaman a los funcionarios a concentrarse en Ourense la tarde de este jueves
 
 
Discreto respaldo en Ourense a la huelga de los trabajadores de los sectores públicos
 
9 de JUNIO de 2010: OURENSE DIXITAL

La división sindical volvió a marcar en Ourense la jornada de protestas de los trabajadores públicos, lo que se volvió a poner de manifiesto en el hecho de que, también esta vez, existieran dos manifestaciones, como ya ocurriera el pasado 20 de mayo.
También como entonces las dos manifestaciones partieron del mismo lugar, la Plaza Mayor y llegaron al mismo punto para rematar en concentración, Subdelegación del Gobierno. La única diferencia con respecto al 20 de mayo es que esta vez discurrieron con media hora de diferencia en vez de una hora.
Más numerosa la de Comisiones Obreras, UGT y CSIF que la de la CIG, que volvió a ir en solitario, en total contabilizaron unos 400 trabajadores secundando las protestas.

Para el responsable comarcal de CIG-Ourense, Etelvino Blanco, la principal razón de que el respaldo fuera “non moi numeroso” radica en el hecho de la convocatoria a destiempo. Según el sindicalista, “estas medidas chegan demasiado tarde”, entendiendo la CIG que la respuesta de los trabajadores públicos tendrían que haberse producido mucho antes.
Por su parte, los responsables de CC.OO., UGT y CSIF achacaron este bajo respaldo a los “excesivos” servicios mínimos fijados por las administraciones.
En cualquier caso, todos los sindicatos coincidieron en calificar esta protesta como “paso previo” a la huelga general que dan por hecho que va a provocar la Reforma Laboral anunciada por el Gobierno Zapatero para el próximo día 16. Los representantes de las centrales sindicales admitieron que están trabajando ya en esta dirección.

Ourense por debajo de la media gallega, solo comparable a Lugo

Ourense registró la menor participación de los trabajadores de la administración autonómica en la huelga de este 8 de junio, según datos de la propia Xunta de Galicia. La provincia ourensana se colocó a la cola de respaldo de la convocatoria, oscilando entre el 8,8% que se registró en los centros judiciales y el 5,6% en la delegación Territorial de la propia Xunta en esta provincia.
En cualquier caso, siempre por debajo del resto de las provincias gallegas y de la media. Sólamente la provincia de Lugo contabilizó menos respaldo en los sectores de Educación y Sanidade, mientras que las de A Coruña y Pontevedra estuvieron muy por encima de Ourense y Lugo.

La medida en Ourense nunca rebasó el 8,8% que contabilizó en los Centros Judiciales, y el menor registro lse produjo en la Sanidad con el respaldo de un 5,53%. Muy cerca del 5,6 que contabilizó la propia delegación Territorial de la Xunta en Ourense, mientras en Educación la convocatoria fue secundada por el 7,5% de los trabajadores.
No obstante, la menor participación la contabilizó Lugo entre los trabajadores de Sanidade, con un 3,45% de respaldo.

Volver atras
Imprimir Página