Fuera Iberdrola, Iberduero o, incluso, Saltos del Sil, el caso es que los vecinos de Fontao en A Teixeira acusan a las hidroeléctricas de haber arrasado con la iglesia de San Martiño de la parroquia de Santa Marta de esta localidad. Ahora denuncia ADEGA que el Servicio de Inspección de Patrimonio de la Xunta tiene en marcha una investigación por los hechos contra la empresa vasca. En 1964 estaba previsto construir aquí una pequeña presa, para la cual se ejecutaron las correspondientes expropiaciones. El Concello extendió autorización para demoler las casas, pero no la iglesia una vez que la proyecto del embalse no llegó a materializarse. Lo que se materializó aún hace poco fue la demolición de toda Santa Marta, iglesia de San Martiño incluída.
 
 
Acusan a Iberdrola de arrasar con la iglesia de San Martiño en el Concello de A Teixeira
 
26 de MAYO de 2010: OURENSE DIXITAL

El Servicio de Inspección de la Dirección Xeral de Patrimonio Cultural de la Xunta de Galicia, tramita la resolución de una denuncia presentada contra Iberdrola por la Policía Autonómica así como por la Asociación para a Defensa Ecolóxica de Galicia, ADEGA, por haber derrumbado la iglesia de San Martiño en la parroquia de Santa Marta de Fontao, del Concello de A Teixeira, según informa la propia ADEGA este martes.
La empresa, según le consta a ADEGA que figura en el expediente de 17 de marzo del pasado año, compró la aldea en 1964, ocho años después de la inauguración del Embalse de Santo Estevo, con la intención de construir otra presa.
“Co paso do tempo e despois de levar décadas abandonada, o estado ruinoso da aldea motivou que a compañía solicitase licenza para o derrubamento das casas”, señala la Asociación ecologista.

Sin embargo, el Concello de A Teixeira resolvió el 28 de septiembre de 2007 dar autorización a Iberdrola para demoler las casas con la excepción explícita de la iglesia. Según ADEGA, en el permiso se recogía que “as edificación son de escaso interese arquitectónico, histórico ou etnográfico, slvo a igrexa”.
A la empresa no le corrió ninguna prisa ejecutar el permiso, hasta la llegada de colectivos de okupas al lugar. Fue entonces cuando Iberdrola decidió “solucionar” la situación “ante o perigo de derrube que corrían as vivendas e evitar a responsabilidade da empresa”, señala ADEGA.

Fue entonces cuando Iberdrola, según dice ADEGA que consta en la denuncia policial, ejecutó la autorización del Concello de A Teixeira “sen deixar ningún tipo de construcción en pé”. Tarea que se llevó a cabo a través de otra empresa contratada por la compañía, cuya identidad no le consta a la Xunta de Galicia.

“A posible infracción cometida por Iberdrola pode ser grave por vulnerar a lexislación sectorial de patrimonio, ademais de estar expresamente prohibida pola normativa municipal”, señala ADEGA, quien subraya que la iglesia de San Martiño había sido construída a finales del Siglo XIX, y aunque su estado de conservación no era bueno, en el Catálogo Patrimonial del Concello consta que era una edificación “de interese histórico, artístico e arquitectónico”. Poseía, además, un interesante retable y una pila bautismal de considerable valor.

¿Iberdrola, Iberduero o Saltos de Sil?

Por otra parte, se pregunta ADEGA “como os terreos expropiados no 1964 non reverteron de novo nos seus donos”, como dice que contempla la ley de expropiación forzosa una vez que Iberdrola no llegó a construir la presa.
“No lugar non queda nada, só hai un solar deshabitado porque tiveron que marchar, e os que alí vivían colleron os cartos da expropiación e marcharon por onde puideron”, señala la Asociación ecoloxista.
Que matiza al respecto que los más viejos del lugar precisan que todo esto no lo llevó a cabo exactamente Iberdrola, sino Saltos del Sil.

En cualquier caso, Saltos de Sil estableció el acuerdo de su absorción en 1963, si bien primero a través de Iberduero. En este año, 1963, el 99% del accionariado de Saltos del Sil pertenecía ya a Iberduero, y con ello a la postre a Iberdrola.
Según la documentación de la que dispone
Ourense Dixital, a la absorción de Saltos del Sil por Iberduero en 1963, Saltos del Sil le traspasó siete embalses “en construcción y proyecto”, en cuya relación no figuraba la presa de Fontao.
Eran los de As Portas (Camba-Conso), Edrada, Cenza, Mente y Pereira en la provincia de Ourense, Tuela, en el río del mismo nombre de la provincia de Zamora, y la presa de Villamor en la provincia de Lugo, en el río Lor.


Volver atras
Imprimir Página