No puede decirse que haya sido de motu propio, porque año y medio ha sido lo que ha tardado el alcalde de Carballiño, el socialista Carlos Montes, en pedir la autoría al Consello de Contas sobre el estado de las arcas municipales y su solvencia financiera. Pese a existir un acuerdo plenario en este sentido de 10 de julio de 2008, la solicitud lleva fecha de salida del Concello de 30 de diciembre pasado, y se ha producido porque fue una de las condiciones del BNG para alcanzar el pacto de gobierno en mayoría de PSOE y los nacionalistas que ahora existe en este Concello.
 
 
El alcalde de Carballiño solicita al Consello de Contas que audite las cuentas del Concello
Carlos Montes, alcalde de O Carballiño
4 de ENERO de 2010: OURENSE DIXITAL
   

El alcalde de O Carballiño, el socialista Carlos Montes, acaba de solicitar al Consello de Contas que audite las del Concello que preside. El regidor municipal materializó en estas fechas la solicitud de auditoria que el ahora socio de Gobierno, el BNG, exigió en el momento de entrar a formar parte del ahora Gobierno mayoritario en el Concello carballiñés.
Así lo recuerda el BNG, formación que dio cuenta del hecho este mismo domingo.

El escrito del alcalde carballiñés lleva fecha de salida de Registro del día 30 de diciembre, y en él pide al Consello de Contas el alcalde la realización de una auditoría específica por la que se pueda determinar con exactitud la solvencia financiera de las arcas municipales carballiñesas.
En ese escrito, Carlos Montes hace también mención al requerimiento realizado en este sentido por el Grupo del BNG, que emana de la moción presentada el 10 de julio de 2008 y, en su momento, aprobada.

Casi año y medio, por tanto, ha transcurrido desde que se adoptara el acuerdo sin que el regidor municipal y hasta su grupo, Gobierno en minoría, materializaran dicho acuerdo. Sin embargo, recuerda el BNG, este extremo volvieron a plantearlo los nacionalistas en la mesa de la que resultó el relativamente reciente pacto de gobierno, por lo que el alcalde, Carlos Montes, quedó abocado a formalizar la petición que ahora hace al Consello de Contas.

 
 
 
Volver atras
Imprimir Página