La telefónía móvil en particular y la telefonía en general, siguen siendo las que más quejas y consultas acumulan en la Oficina Muncipal de Información al Consumidor del Concello de Ourense, según los datos a cierre del mes de julio. También ocupan un lugar destacado los referidos a las modificaciones operadas en las tarifas eléctricas, que elevan el número de consultas en los últimos meses. Un tercer capítulo importante de las consultas y quejas de los ourensanos, la constituyen aquellas en materia de vivienda, concretamente referidas a reformas en comunidades. Sólo en estos siete primeros meses, los ourensanos han precisado más de la OMIC que durante todo el año pasado, 2008.
 
 
En sólo siete meses de 2009, la OMIC acumula más actuaciones que en todo el pasado año
24 de AGOSTO de 2009: OURENSE DIXITAL
   

En sólo los siete primeros meses de este 2009, los ouerensanos han requerido más actuaciones de la Oficina Municipal de Información al Consumidor, la OMIC, que durante todo 2008. Así lo reflejan los datos de la Oficina cerrados a mes de julio pasado.
Una de las principales causas de este incremento radica en las recientes modificaciones operadas en las tarifas eléctricas, que provocan numerosas dudas al ciudadano.

Durante los siete primeros meses del año, la OMIC atendió más de 3.500 consultas y 266 reclamaciones.
La telefonía, especialmente la telefonía móvil, sigue encabezando el ranking de dudas, cabreos y actuaciones contra, sobre todo, las operadoras.
Sin embargo, también en lo que se lleva

de año ocupan un lugar destacado las reclaciones relacionadas con la reformas operadas en numerosas comunidades de vecinos de la ciudad. Apartado que encabeza las dudas, quejas y acciones emprendidas en materia de vivienda.

La OMIC recuerda que está siempre a disposición del ciudadano para resolver las dudas que surjan, así como para actuar como intermediario entre demandante y demandado, llegado el caso.
Se recuerda que el consumidor siempre tiene la posibilidad de acogerse al Sistema de Arbitraje, mecanismo con el que puede solicitar una compensación económica a su reclamación y obtenerla de un modo ágil y rápido.
En caso de que la resolución del problema no se pudiera lograr por el método de la conciliación entre las partes, la OMIC recuerda que se encarga de tramitar el asunto a los órganos superiores con capacidad para resolver, cual es el caso del Instituto Galego do Consumo.

 
Volver atras
Imprimir Página