Ni comparten los argumentos de Unións Agrarias ni, mucho menos, la medida que plantea este sindicato adelantando las batidas de jabalíes a las de la temporada ordinaria. Al punto de que Matar por matar, NON anuncia que pedirá a la Consellería de Medio Ambiente que no ceda a las pretensiones del sindicato agrario. El colectivo considera que permitir una caza de este tipo con rifle puede poner en peligro a las personas, precisamente en la época de recogida de cosechas en la que hay mayor proliferación de agricultores en los cultivos. Por contra, dice Matar por matar, NON, hay pastores adecuados que disuaden a los jabalíes de entrar en los recintos protegidos, y también plantaciones disuasorias que los agricultores deberían exigir que les hicieran los TECORes para evitar el problema.
 
Noticias Relacionadas
  Unións Agrarias responsabiliza a los TECORes de los daños que causa el jabalí a las cosechas
 
 
Rechazan la propuesta de UU.AA. de “batidas preventivas” de jabalí en época más actividad en el campo
24 de AGOSTO de 2009: OURENSE DIXITAL

El colectivo Matar por matar, NON no comparte los argumentos que maneja ni las alternativas que propone Unións Agarias para paliar los daños que los jabalíes causan a los agricultores ourensanos en sus cosechas. Matar por matar, NON no cree que adelantar la caza de este animal, como propone el sindicato agrario, resuelva el problema de los daños que causa el jabalí en esta época en los cultivos de los agricultores.
Por contra, señala el colectivo que “as batidas en época de colleita dos froitos, os coidados das viñas, cando o campo está mais frecuentado polos labradores e cando existe maior perigo de accidentes debido ao maior número de paseante e turistas no rural, é altamente desaconsellable”.

La proximidad de las personas en esta época del año, precisamente, es uno de los mayores riesgos a los que alude Matar por matar, NON, que recuerda que para este tipo de caza se emplean rifles (“armas de canón raiado”) que disparan con un alcance de más de dos kilómetros. Por contra, las escopetas de caza para las que se hizo la normativa de zonas de seguridad, sólo alcanzan entre 60 y 80 metros.
“Como se pode comprender, utilizar este tipo de arma, cando as distancias de seguridade, que como se dixo foron feitas para as escopetas, son de 50 metros das estradas e camiños, e 100 metros das vilas e casas, constitúe unha auténtica temeridade nesta época de verán cando, os montes e o rural, está mais frecuentado por persoas que nada teñen a ver coa caza”, señala Matar por matar, NON.

A esta razón, añaden que está comprobado que este tipo de medidas fuera de la época de caza, no solo son aprovechadas para matar otros animales, sino que afectan gravemente a la fauna local, porque hay pocos lugares en los que los animales puedan beber, lo que les exige desubicarse y situarse mucho tiempo lejos de sus refugios habituales.

Para Matar por matar, NON, sería más idoneo la utilización de pastores eléctricos con diseños que evitan la entrada del jabalí en los espacios que se quieren proteger, al tiempo que “deben sementar plantacións disuasorios ou esixir aos TECORes que así o fagan”.
Por todas estas razones, Matar por matar, NON anuncia que pedirá a la Consellería de Medio Ambiente que no autorice esta actividad hasta la llegada de la época adecudada, como está regulado, que será a finales del mes de octubre, primeros de noviembre.

Volver atras
Imprimir Página