X. Xaquín Rguez. Ambrosio, alcalde de Rairiz de Veiga

 
  La situación viene de viejo. De hecho el alcalde de Rairiz de Veiga se caracteriza, entre otras cosas, por acumular sentencias condenatorias de los juzgados de lo laboral. Pero a Rodríguez Ambrosio (BNG) le da igual, porque no sólo no acata las sentencias y las incumple, sino que abunda en aquellas irregularidades por las que fue denunciado, juzgado y condenado. La persecución a un trabajador culmina ahora con el empleado del Concello de baja por depresión y ansiedad. La CIG considera que ha llegado el momento de plantar cara a este peculiar alcalde ourensano, y convoca a todos sus delegados en la capital contra los abusos de Rodríguez Ambrosio.
 
 
La CIG dispuesta a plantar cara a los abusos laborales y vejaciones del alcalde de Rairiz de Veiga
29 de MAYO de 2009: OURENSE DIXITAL
   

“Non imos permitir que a un dos nosos o hostigue, discrimine e acose un impresentabel”, advierte la Unión Local de la CIG de Verín ante la situación en la que se halla el trabajador Manuel Pérez Gómez, cedido por la ex Mancomunidade de A Limia al Concello de Rairiz de Veiga. El sindicato viene denunciando las acciones de “discriminación, intransixencia e desprezo absoluto aos dereitos dos traballadores” por parte del alcalde, el nacionalista Xosé Xaquín Rodríguez Ambrosio, quien recientemente se halla también envuelto en el affaire del empleo de gasóleo B por vehículos del Concello que dirige como alcalde.

La CIG ha convocado para el martes de la semana que viene, día 2, una concentración de delegados del sindicato nacionalista a las 12 del mediodía ante Subdelegación de Gobierno en Ourense. El objetivo es poner de manifiesto y rechazar las actitudes del regidor de Rairiz de Veiga.
Recuerda el sindicato que sobre las actuaciones del alcalde pesan ahora mismo diez procesos judiciales de reclamaciones de todo tipo, que el nacionalista no sólo obvia sino en las que abunda obligando al trabajador a seguir en las condiciones discriminatorias por las que fue denunciado, juzgado y condenado.

El alcalde de Rairiz acumula sentencias condenatorias por vulnerarar derechos fundamentales de los trabajadores, como son el derecho a la dignidad y el derecho a la tutela judicial efectiva. Además, el Concello de Rairiz acumula una deuda con este trabajador y con la Inspección de Traballo de 50.000 euros.
Rodríguez Ambrosio ha forzado tanto la situación ilegal, según la CIG, que el trabajador ahora se encuentra de baja por depresión y ataques de ansiedad.
La CIG considera que “é o momento no que temos que intervir” y convoca a todos sus delegados a esta concentración que trata de proyectar la situación laboral que viven los trabajadores del Concello de Rairiz de Veiga y en especial su afiliado, a la capital y a Subdelegación de Gobierno.

 
 
 
Volver atras
Imprimir Página