Otro paraca
 
 
 
 
 
17 de MAYO de 2015: OURENSE DIXITAL

Igual que no hay dos sin tres ni segunda sin primera, ¿y si hubiera otro paracaidista, otra para ser más concreto, ella con paracaídas rojo?... Ella, a diferencia de él, Jesús Vázquez, no la tiran sino que cae sobre, toma el objetivo (que es su objetivo, particular y muy bien pagado, siempre pagado), tan precisa como experimentada en esto de instalarse a costa de y con el pretexto que sea. Es una especie de señora de la oscuridad, capaz de pasar desapercibida cuando más lo precisa y aparecer sin que casi nadie se de cuenta, morar y parasitar hasta que la echen. Luego otro avión, otro vuelo y otro salto. Van dos y se presagia el tercero

El tercero está previsto que sea entre la curva del batacazo del PSdeG en la capital ourensana de la noche del 24 de mayo y la comparecencia de Barquero en los juzgados por el caso de ella, la paracaidista, que ya le vale a la señora y a su mentor. Es decir, en el tiempo que necesitará el candidato para hacer lo que el plan de la paracaidista y su mentor calculan que tendrá que acabar haciendo Barquero. Nadie sabe cuándo exactamente, porque es posible que no lo sepa ni el propio Barquero hasta poco antes de hacerlo. Pero el plan se basa en que ocurrirá, lo hará, dimitirá, y ella estará preparada para su tercer salto.

El primero fue cuando Paco, Francisco Rodríguez, la colocó como la concelleira con voz pero sin voto, número 28 (por si 27 fueran pocos para tanta ineptitud) en el Concello de Ourense. Por más que el portavoz del PP se esforzó en llamarla eso, concelleira con voz pero sen voto, la paraca no se fue hasta que el pronunciamiento del TC no le dejó otra salida.
No tardó en llegar el segundo salto, a machacamartillo se la dejó caer para parasitar en la Dirección Xeral de Recursos Humanos del Concello de esta ciudad. Y tampoco hasta que el TSXG no le dejó otra salida la paracaidista abandonó.

Pero no tardó en coger otro avión, otro vuelo, el de Vázquez Barquero como su segunda de confianza para ensayar el salto más rocambolesco y maquiavélico, el no va más de Rodríguez Dacosta.
Tan poco como ella tardó en coger su paracaídas y el vuelo del cabeza de cartel del PSdeG, tardó el Juzgado de Instrucción de esta ciudad que lleva el caso en imputar a toda la Xunta de Goberno que le había preparado el segundo aterrizaje. Todos jodidos, todos menos ella.

Porque cuando llegue ese día, aquel que está entre la noche del 24 de mayo y el de la comparecencia de Barquero en los juzgados, ella podría estar en disposición de ser ya la portavoz del Grupo Socialista para la sesión constitutiva de la nueva Corporación municipal ourensana y la elección e investidura del nuevo alcalde. Ya se dice por ahí para que se publique, y se publica, no pactos con ningún imputado. Magnífico, se aproxima la tormenta, sí o sí, si los resultados son malos se irá y si son buenos será preciso que salga.
Lo del PSOE en esta ciudad es alucinante.
Ahora bien, quién está detrás de la paracaidista socialista, una, y por qué tiene tanto poder, la otra, es lo que todavía está por saberse. Tan oscuro esto como que el tercer salto de Rodríguez Dacosta será aún más surrealista que los anteriores.

 
Volver atras
Imprimir Página
 
 
 © Copyright OURENSE DIXITAL