Alcalde y de alquiler
 
1 de MAYO de 2011: OURENSE DIXITAL

Calculador y enorme de memorión anduvo este quinto día de campaña electoral el candidato del PP, Rosendo Fernández, al que le han servido las propias palabras del candidato socialista para establecer la evidencia de que Francisco Rodríguez es un pésimo gestor.

Este martes tocaba hablar del sueldo del alcalde de Ourense, que fue, cierto, la gran cagada de Rodríguez a las pocas semanas de llegar a la alcaldía. Cierto también que el hecho de que Rodríguez dijera aquello de que cobraría un euro más como alcalde de lo que percibía en su hasta entonces puesto de trabajo, sino prueba puede ser tenido por indicio de que no debía confiar demasiado en llegar a la alcaldía y tener que negar sus propias palabras al poco tiempo. Los dulces pueden no gustarte, pero nunca debes decir que amargan.
Hasta aquí perfecto, cuestión de memoria.
Ahora llega la cuestión de cálculo.

Más reciente que lo del sueldo es la afirmación de Paco Rodríguez de que tiene ahorrados unos 8.000 euros y vive en un piso de alquiler.
Se puede creer, pero discutirlo es una tontería.
Rosendo Fernández no lo discute y se lo cree porque le interesa llegar a una fácil conclusión: a donde se va con un alcalde que gana más de 70.000 euros al año y que sólo consigue ahorrar 8.000, consecuencia de lo cual debe ser que viva el pobre alcalde de alquiler.
Mal ejemplo de gestión, se apresuró a decir el candidato popular. Pésimo ejemplo, quien le daría así un par de euros para echar la Primitiva...

Sin duda que en el partido de Rosendo debe haber ejemplos de todo lo contrario, incluso él mismo, que ya se sabe que en el PP se hace Máis con menos. Con mucho menos sueldo, seguro que un popular no tendría que vivir de alquiler. Y tendrían en el banco una cuenta de todo menos corriente. Por lo cual no hubiera estado de más que Rosendo Fernández se extendiera en unos cuantos ejemplos prácticos del Máis con menos.
Y también del Máis con aínda máis, que también los hay, y sino que se lo pregunten al alcalde de Verín que fue durante muchos años uno de los políticos mejor pagados de esta provincia, como mínimo.
Una magoa que el candidato popular no hubiera bajado a la arena de lo íntimo y personal para descubrirnos, por ejemplo, cuando máis pudo haber hecho cualquiera de los suyos, ¿el presidente de la Deputación de Ourense, por ejemplo?...

Pero no hay por qué pensar que Rosendo Fernández es un suicida político entrando en el siempre delicado terreno de sus riquezas y sus pobrezas, las de ellos, no señor.
Sin ir más lejos, ya en unas municipales alguien del PP tuvo la genial idea de parir para el cierre de campaña la contraportada de un diario local repleta de lo bien que vivían lo socialistas y lo pobres que seguían siendo los populares. Cabezas por ejemplo, que vivía en un mísero piso del centro de esta ciudad, contra los nuevos ricos del PSOE que se habían hecho sus chalés. En Mende, por ejemplo, uno de ellos.
Aquello causó furor y dejó muy jodidos a los socialistas. Que incluso no se percataron con los años de que no era tanto cuestión de donde viviera Cabezas sino de donde había ido a poder vivir, por ejemplo. Hasta que un día voló un helicóptero, también es mala suerte...

Aquello del así viven ellos y así nosotros os digo yo que lo parió un chófer camino de Madrid.
Y el jefe no se cortó un pelo, que a los populares estas cosas les ponen.
Pero Rosendo no entiende que así no sirve, que no es lo de Paco, es al revés.
Lo peor es si todo esto resulta de que Rosendo oyó campanas porque vuelven a andar en ello.

 
Volver atras
Imprimir Página
 
 
 © Copyright OURENSE DIXITAL
 
 
     
   
   
     
     
     
 
 
     
 
 
 
 
 
GALICIA, ÚLTIMA HORA
 
   

 

Añade OuD a tu Google